DON ARIEL ABONIA

mi amado padre [GRATITUD]

01/29/2018 by in category Gratitud with 2 and 1
Home > Blog > Gratitud > DON ARIEL ABONIA: mi amado padre [GRATITUD]

Escribir sobre mi papá no es algo tan sencillo, ya sabes, es mi papá, lo respeto muchísimo y no quisiera ser imprudente o decir algo errado. Trataré de dejar a un lado un poco eso y me iré de puro corazón. Hay algo que suelo hacer cuando quiero mucho a alguien y es escribir sin mirar atrás, esto es, simplemente dejar salir todo lo que hay y dejarlo tal cual. Bueno, aquí voy.

Hay muchas cosas que heredé de mi papá, tanto genéticamente, de su carácter y su nombre. Sí, para quienes no lo saben, mi primer nombre es «Ariel». Eso realmente me hace sentir especial porque siempre lo he tenido como una referencia a la cual seguir, un ejemplo para todas las cosas que he enfrentado.

Para hacerlo un poco más ordenado, de todas aquellas cualidades que Dios le ha dado, tomaré solo 5 y hablaré de ellas. Hagámoslo.

PACIENCIA

Usualmente queremos todas las cosas para ya, que todo funcione y sea rápido, claro, es algo natural del ser humano, pero usualmente la vida no va así. Las cosas toman tiempo, esfuerzo y bastante sacrificio. Admiro mucho a mi amado padre y le doy gracias a Dios por esta virtud, que más que hablarla ha puesto en práctica en muchísimas cosas, entre las que más me llaman la atención, la construcción de nuestra casa paso a paso con sus propias manos, la educación que nos ha dado, tanto académica como espiritual, el riguroso día a día siendo maestro frente a miles de estudiantes durante toda su carrera y la crítica que ha podido recibir en toda su vida. Ha podido lidiar con ello, siempre, aun cuando en muchas ocasiones tal vez las cosas se han visto demasiado lejos, la paciencia ha sido su aliada para esperar y ver que las cosas se den.

RESPONSABILIDAD

Siempre que des tu palabra, cúmplela, tal cual como la diste. He fallado muchas veces en esto y él ha estado ahí para aconsejarme de no hacerlo. De cómo eso habla de nosotros mucho más allá de las palabras y cómo nos puede abrir o cerrar puertas. Siempre lo he visto como la persona más responsable del mundo, con la preparación de sus clases o de las predicaciones en los lugares en donde ha podido estar. Se que muchas personas tienen padres irresponsables en sus hogares, lo cual es una verdadera lástima, pero no así en mi casa.

PUNTUALIDAD

¿Llegar 5 minutos antes? Eso no se le pasa por la mente a él. Si puede estar 20 minutos antes de cada cita estará tranquilo. Tengo que ser sincero, en ese sentido le he sacado muchas canas, no porque haya sido siempre impuntual, sino porque su estándar de ella es más elevada que la mía. Usualmente cuando salgo a hacer alguna boda, los clientes suelen resaltar cuando llego de 20 a 30 minutos antes a ella, como que eso es un diferenciador bastante importante para las personas, lo que ha hecho que me vaya bien cuando salgo a trabajar, bueno, eso se lo debo a mi amado padre, que desde que empecé a estudiar en el colegio y debía irme con él, no podía hacer la roña que hacía siempre, pues, tiempo antes de que fuera necesario que saliéramos, él ya estaba parado en la puerta como diciendo «ya estoy listo, me voy» y pues, irme luego solo no era una opción.

SENTIDO DE PERTENENCIA

Esto es bastante importante para mi, pues (no les contaré toda la historia) la vida de mi papá no ha sido siempre lo que es hoy. Me refiero a que Dios ha sido bueno y le ha dado las herramientas para trabajar y tener el sustento para todos nosotros, pero no siempre fue así. Cuando nos reunimos en familia con mis tíos Abonía, las historias de su juventud no se hacen esperar. Cuentan las duras situaciones por las que tenían que pasar y cómo en esos momentos quizá no se les pasaría por la cabeza tener las bendiciones que Dios les ha dado. Yo tengo que ser completamente sincero, a mi nunca me ha tocado pasar siquiera por una situación parecida, todo gracias a la siempre protección y ayuda de mi papá.

Tener historias como la de él hacen que se quiera mucho lo que se tiene y lo que se es, pues ha costado mucho, ha valido años de trabajo, de espera, de sudor, de perseverancia y eso me lo ha transmitido en cada uno de los consejos que me da cuando alguna situación se presenta.

AMOR

Esta es para mi la más importante y jocosamente recuerdo que en muchas ocasiones me enojaba con él. Para ponerte un poco en contexto, durante mi adolescencia la situación de orden público en donde vivía no era la mejor, había algunos peligros en todo momento, por lo que siempre tuve muchas restricciones para salidas con mis amigos fuera de las zonas que mi papá consideraba seguras. Ahora tengo 26 años y lo entiendo perfectamente, pero en ese momento, en el que uno quiere hacer tantas cosas, era algo que no comprendía. Siempre que preguntaba las razones de las negativas él me decía «hijo, es que yo lo amo mucho» y listo, eso era suficiente.

Ahora comprendo todos los peligros de los cuales me protegió y cómo eso hoy seguramente me tiene aquí, escribiendo esto para todos ustedes. Realmente me he sentido amado, como creo que es más importante el amor: demostrado.

Hay muchas más cosas que podría decir de él, obviamente, pero quedaría infinito este gratitud. Lo resumiría en darle gracias a Dios por haberme puesto en una familia en donde mi papá ha sido don Ariel Abonía Valencia, una persona sencilla, de carácter y con extremo amor para mi, mi mamá y mis hermanos. No necesito compararlo con nadie más, pues él siempre ha preferido nuestra comodidad por encima de la de él, nuestro bienestar por encima del suyo y la realización de nuestras metas y sueños por encima de los suyos… si eso no es suficiente para ti, no sé qué lo será.

A mi amado padre que se que leerá esto hasta el final, quiero decirle que lo amo mucho y que es la persona que más ha influenciado mi vida para bien y a mis hijos que en algún futuro se encuentren con esto en algún lugar, quiero que sepan desde hoy 29 de enero de 2018, que todo lo bueno que he podido ser con ustedes, es nada más la puesta en práctica de lo que su abuelo me enseñó, así que las gracias todas se las deben a él.

Comparte esto si te gustó 🙂 y si no, también 🙂

Quiero saber tu opinión :)

Joel Abonía