Dios es bueno todo el tiempo...

todo el tiempo Dios es bueno

10/23/2014 by in category Escribiendo with 0 and 0
Home > Blog > Escribiendo > Dios es bueno todo el tiempo… todo el tiempo Dios es bueno

Quiero iniciar citando esa expresión que quizá a muchos de nosotros se nos quedó grabada de la película Dios no está muerto. Es un simple acto de agradecimiento a quien se merece todo. Nunca podremos si quiera llegar a pensar que podremos agradecer, pero es bueno hacerlo. Él es demasiado bueno y lo ha sido conmigo.

Anoche me enfermé, así de la nada, estaba acostado en mi cama y cuando desperté todo me fastidiaba, la camisa, el pantalón, tenía mi estómago vuelto un ocho, la garganta me dolía mucho y ante cualquier movimiento en mi cabeza parecían estar en guerra.

Unos minutos más tarde tomé algún medicamento que supondría aliviaría los síntomas, pero parece que no funcionó. Hacia las 03:00 am desperté desesperado, había tenido algunos sueños confusos, estaba delirando. Encendido en fiebre y con los demás síntomas muy fuertes.

He pasado un día poco agradable, no he trabajado en nada y tuve que cancelar mis citas de trabajo. No ha sido bueno la verdad estar tanto tiempo echado en cama.

Hace unos minutos decidí hacer algo que había olvidado. Recordé que el poder de Dios es infinito y que sirve si lo necesitamos. Podemos hacer uso de él de una manera responsable y considerada y Él escuchará nuestra petición y hará lo que necesitamos. Dice en la Palabra que el problema de que no sean efectivas nuestras oraciones es porque pedimos mal, cosa que no pasó en esta ocasión, porque Dios me sanó. Oré, me quedé dormido otra vez y cuando desperté me sentía bien.

Soy de esas personas que creen que el poder de Dios está a mi alcance, para muchas cosas, para traer esperanza, consuelo, para solucionar situaciones de alto riesgo, para sanar.

Te invito a que pongas en primer lugar a Dios, antes de hacer cualquier cosa, ponlo en primer lugar y Él no te fallará. Él es el mismo ayer, hoy y será así para siempre.

Comparte esto si te gustó 🙂 y si no, también 🙂

Quiero saber tu opinión :)

Joel Abonía